Blog

La importancia de la actividad física en la diabetes

Por Prof. Jorge Luna*

El ejercicio físico constituye uno de los cuatro pilares fundamentales en el tratamiento de, la diabetes junto a la medicación, la dieta y la educación.

Por eso si queremos llevar un, buen control de ella y mantenernos en forma sigamos las recomendaciones que el profesor nos brinda en esta primera entrega inaugurando una nueva sección de nuestra revista.

Las prácticas generales recomendables para personas con diabetes pueden ser en forma individual (nadar, trotar, andar en bicicleta, saltar la cuerda, remar, etc.) y lo que todos hoy- por hoy recomendamos son las caminatas.

También actividades deportivas de conjunto (fútbol, básquet, rugby, etc). Las personas con diabetes pueden desarrollar todo tipo de actividad física teniendo en cuenta varios aspectos preventivos.

Dividiremos este artículo en tres partes: Recomendaciones, Beneficios y Precauciones

 

Comience el programa de ejercicio gradualmente.

Si hasta ahora no ha sido una persona muy activa empiece con un breve período de ejercicio. Las investigaciones realizadas al respecto muestran que es mejor una rutina breve de ejercicio que nada en absoluto. Para empezar el programa poco a poco, camine de 10 a 20 minutos diarios, después aumente de 30 a 45 minutos al día durante varias semanas.

Siempre lleve a cabo un calentamiento previo y termine con ejercicio de enfriamiento.

El ejercicio involucra a los músculos, en particular los grandes músculosesqueléticos de brazos y piernas. Los músculos generalmente usan dos combustibles: glucosa (azúcar sanguíneo) y ácidos grasos, para obtener la energía que necesitan. Presentamos a continuación la forma en que el cuerpo quema combustible durante el ejercicio:

Fase l. Durante los primeros episodios de actividad los músculos del cuerpo usan su propia reserva de azúcar.

Fase 2. A medida que avanza el ejercicio, el cuerpo usa el azúcar acumulada en el hígado, que es transportada por el torrente sanguíneo a los músculos. En esta fase se reabastece el azúcar sanguíneo.

Fase 3. Después de 30 a 40 minutos, el cuerpo empieza a quemar grasa en forma de ácidos grasos para obtener combustible.
La insulina desempeña un papel clave en el ejercicio porque permite al cuerpo usar el azúcar sanguíneo para obtener energía. Además de la insulina, otras hormonas entran en acción durante el ejercicio y le indican al hígado producir más o menos glucosa, según sea necesario.

Recomendaciones

  1. Propóngase practicar la actividad física elegida en forma regular y seleccione aquella que sea de su agrado.
  2. Evite proponerse objetivos inalcanzables. Aumente gradualmente el tiempo de la práctica y la intensidad del esfuerzo.
  3. La actividad física que usted seleccione debería ser de intensidad moderada para poder mantenerla durante cierto tiempo, como por ejemplo: caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta, remar, etc.
  4. Practique diariamente no menos de 20 o 30 minutos. Si lo hace 3 o 4 veces por semana aumente el tiempo a 45 o 65 minutos.
  5. Durante la actividad, la frecuencia del pulso se debe mantener entre un 60% a un 80% de la frecuencia cardíaca máxima. Para ello, reste de la cifra 220 su edad y así obtendrá su frecuencia cardíaca máxima aproximada.
  6. Si usted nunca realizó actividad física programada, comience por aumentar las actividades diarias habituales como caminar, subir y bajar escaleras, etc.
  7. Realice al iniciar y al concluir la práctica 5 a 1 O minutos de ejercicios de movilidad articular y estiramiento.
  8. Utilice calzado cómodo y medias de algodón. Revise diariamente sus pies. Si tiene una herida consulte a su médico.

Beneficios

La práctica regular de actividad física:

  1. Disminuye la glucemia,
  2. Mejora la acción de la insulina,
  3. Disminuye los triglicéridos y el colesterol,
  4. Aumenta la concentración de colesterol protector,
  5. Contribuye al tratamiento de la hipertensión arterial,
  6. Favorece el descenso del peso corporal.
  7. Mejora el funcionamiento del aparato cardiovascular,
  8. Produce sensación de bienestar y mejora la calidad de vida.

Precauciones

  1. Realizar un examen clínico general y cardiovascular antes de iniciar un programa de actividad física.
  2. Tener en cuenta la intensidad y duración de la actividad física que va a realizar para evitar una hipoglucemia.
  3. Realizar un monitoreo glucémico antes de comenzar la sesión de actividad física:
    • a) Si la glucemia supera los 300mg/dl y/o en presencia de cuerpos cetónicos en orina: posponer la práctica de actividad física.
    • b) Si la glucemia se encuentra dentro de los límites normales o ante una hipoglucemia: consumir hidratos de carbono extra antes de iniciar la sesión de actividad física.
  4. Detener el ejercicio ante signos de hipoglucemia, dolor en el pecho o respiración sibilante.
  5. No olvide llevar consigo azúcar durante la sesión de actividad física.
  6. Si la actividad física a realizar utiliza preferentemente las piernas, evitar aplicarse la insulina previa en los muslos.
  7. Beber más cantidad de líquidos sin calorías ni cafeína (como agua), antes, durante y después de la actividad física.
  8. Si se desea, verificar el efecto del ejercicio sobre las glucemias, esta debe controlar e a partir de la media hora después de finalizado la práctica.

Procure que todo valga la pena

Las personas con diabetes se sorprenden de cuan efectivo puede ser el ejercicio para controlar azúcar sanguíneo.

Combinado con la planificación de las comidas y los medicamentos adecuados, el ejercicio es una parte vital del programa general del tratamiento. Y aparte de los efectos benéficos el ejercicio representa una gran ayuda psicológica. Hace que el organismo libere sustancias químicas llamadas endorfinas que incrementan la sensación de bienestear. El ejercicio también le ayuda a controlar mejor el estrés y mejora su autoestima al mantenerlo delgado. En pocas palabras el ejercicio le ayudará a controlar la diabetes y quizás a mejorar la perspectiva general de la vida.

* El autor es vicepresidente de la FAD (Federación Argentina del Diabético – www.fad.org.ar)

Fuente: Revista “La Gaceta del Diabético” –

 

 

1 julio, 2018 Diabetes, Ejercicios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *