Blog

Cómo afecta la diabetes a la sexualidad

Puede parecer algo tabú, pero la sexualidad es vital en la vida de las personas. Tanto que la Organización Mundial de la Salud la reconoce y contempla como un derecho desde el aspecto físico y psicológico del deseo. El sexo no lo es todo, pero es parte de cómo nos relacionamos en pareja y contribuye a nuestro bienestar y felicidad”, explica la Doctora Zulema Stolarza, (MN44455).

Si de algo se habla poco es, precisamente, de sexo y diabetes. La razón oscila entre el pudor, el temor, la falta de conocimiento y la inseguridad que provoca. El problema es que la diabetes es posible causante de varias disfunciones sexuales. Stolarza lo define como un “conjunto de trastornos en los que los problemas psicológicos o fisiológicos dificultan a la persona disfrutar de su actividad sexual tal como desearía. Es un trastorno en alguna fase de la respuesta sexual -excitación, meseta, orgasmo, resolución-”.

En esta nota te contamos los principales problemas que aparecen, sus razones y, lo mejor, te damos recomendaciones para que nada te impida tener una vida sexual plena y saludable.

Difunciones sexuales más comunes en pacientes con diabetes

Hay al menos dos disfunciones sexuales muy comunes con probable causa en la diabetes: la disfunción eréctil, en el hombre, y la sequedad vaginal, en la mujer. Pero también suele provocar baja del deseo sexual en ambos sexos, dolores intensos en el coito y candidiasis en la zona vaginal.


Hay distintas razones por las que la diabetes podría afectar la salud sexual. Se debe a que es una enfermedad que puede provocar: daños en tejidos que ayudan en la erección, trastornos hormonales que afecten al deseo, problemas para la dilatación y constricción de vasos sanguíneos de la zona pélvica, e incluso baja de autoestima. Esto -explica Stolarza- se debe a que es muy común que los pacientes con diabetes “pierdan sensibilidad o tengan alteraciones con el orgasmo y la eyaculación”.


La disfunción eréctil, además, puede aparecer desde muy joven en pacientes con diabetes. Los estudios del urólogo español Ignacio Moncada dan cuenta de una situación que abarca a la mitad de los pacientes diabéticos de entre 30 y 60 años y casi al 100% en los mayores de 70.

Pero más allá de la edad, hay otros factores que combinan la diabetes con la disfunción; como el tiempo que lleva el paciente con la enfermedad, un mal control de la glucemia, el uso de medicamentos diuréticos, o problemas microvasculares o cardiovasculares.

Sexualidad incómoda: la incontinencia urinaria

Otro de las incomodidades que pueden padecer las mujeres en su salud sexual a causa de la diabetes es la incontinencia urinaria. En efecto, muchas mujeres la padecen, pero son pocas las que saben que la diabetes podría ser la causa. Los estudios clínicos que acerca la Dra. Stolarza hablan de una probabilidad que se eleva hasta el 70% en algunos casos de mujeres con diabetes. Esto, claro, afecta la calidad de vida de las mujeres desde el punto de vista físico y emocional, y también en materia de sexualidad.

La diabetes no solo puede provocar incontinencia, también implica la necesidad de vaciar la vejiga en forma frecuente y con suma urgencia. Los estudios, de todos modos, no han podido explicar aún cómo están vinculados ambos fenómenos, diabetes e incontinencia, pese a que el exceso de azúcar propicia una mayor generación de orina.

El modo de control es relativamente sencillo. Con algunas preguntas y el análisis de orina para detectar eventuales infecciones, puede comprobarse fácilmente las razones de la incontinencia. Por otra parte, aunque está en fase investigativa, se recomienda controlar el azúcar para ver ese efecto en pacientes con diabetes.

La sexualidad es clave en el bienestar del paciente y lo primero es consultar al médico y atreverse a hablar.

Cómo mejorar la sexualidad

Aunque la diabetes pueda conllevar algunos problemas ligados a la sexualidad, no todo está perdido. Con consulta médica y atendiendo a algunas recomendaciones, los pacientes con diabetes pueden recuperar su vida sexual y sentirse plenos. Algunos consejos son:

  • El uso de viagra u otros estimulantes farmacológicos de la erección debe ser recetado o chequeado con el médico.
  • En caso de sequedad o problemas de dilatación, el lubricante es una herramienta clave para gozar de una buena salud sexual.
  • Beber mucha agua al día ayuda a mejorar la salud de la vejiga, la uretra y los órganos sexuales en general.
  • Orinar cuando surge la necesidad, no contenerla.
  • En el caso de las mujeres, higienizarse de adelante hacia atrás, para impedir que las bacterias que haya en la zona del ano entren en la vagina o en la uretra.
  • Ducharse en vez de bañarse cuando hay indicios de incontinencia urinaria.
  • Limpiar la zona genital antes de una relación sexual siempre ayuda a evitar infecciones.
  • Evitar el uso de sales o productos de higiene personal en la zona genital.
17 junio, 2020 Diabetes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *